La regulación en materia energética ha estado marcada estos últimos meses por el cambio de gobierno y la creación del Ministerio de Transición Ecológica liderado por Teresa Ribera con una clara vocación de cambio y enfocada a la lucha contra el cambio climático y el fomento de las energías renovables.

Pero la reciente convocatoria electoral para el 28 de abril ha precipitado algunas decisiones. Por ese motivo, y por la obligación ante la Unión Europea han presentado un borrador del Plan Integrado de Energía y Clima 2021-2030. En este plan se definen los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, de penetración de energías renovables y de eficiencia energética.

Pero lo que está claro es que este ‘Plan Estratégico de Energía y Clima’, pese a estar en la línea de lo que demanda Europa para cumplir los objetivos comunitarios, tiene que ser respondido por la Comisión Europa y ya será otro gobierno el que lo reciba, con todo lo que esto supone.